Después de varios meses de pruebas y ensayos para mejorar el rendimiento y caracterización, BIONORD, además de producir compost proveniente de materia orgánica que le llega recogida selectivamente, ha conseguido de parte de la materia orgánica que no se ha degradado totalmente en su proceso de bioestabilización, obtener un material bioestabilizado con grandes propiedades para sus usos agrícolas como nutriente de los suelos agrícolas.
Con este proceso, BIONORD, puede asegurar que es uno de los pocos, o él único, que actualmente cierra el ciclo de la materia orgánica del residuo,  puesto que por una parte la degrada y reduce en su fase activa de bioestabilización, para secar e higienizar el residuo,  y la parte  que pasa al proceso de valorización,  un pequeño  porcentaje se utiliza como cobertura de balas en el deposito de rechazos  (sustituyendo parcialmente el uso de tierra vegetal) y otro porcentaje por otra se produce material bioestabilzado con gran resultado en  uso agrícola, con lo que  parte del proyeco BIONORD se puede decir que valoriza  casi la totalidad de la materia orgánica del residuo.
Durante el año 2014 se van a realizar desarrollos tecnológicos para aumentar tanto la producción, como la calidad (ya alta en estos momentos) del material bioestabilizado con destino a usos agrícolas.